drones reparto comercio electronico ecommerce

En diciembre del año pasado Amazon, DHL y UPS anunciaron la utilización de drones para el delivery de productos en el punto final de la cadena de distribución. En un extenso artículo analizamos las ventajas y desventajas del sistema (ver Drones o vehículos aéreos no tripulados logísticos para comercio electrónico: oportunidades y obstáculos). Entre las debilidades planteamos la necesidad de confirmación de la entrega, porque en los despachos “puerta a puerta” es necesario un documento de prueba de entrega o certificado POD (Proof of Delivery) y también la necesidad tener muy afinada la organización de la recepción, especialmente, porque no parece viable que el cliente gestione la llegada del drone a su casa, retire la mercancía y devuelva la aeronave a su base de salida.

 

Una cadena de pizzerías rusa, Dodo Pizza, ya está sirviendo pizzas a clientes que compran mediante comercio electrónico, utilizando drones dotados de GPS y cámaras de video. La innovación que han implementado es simplemente dotar al drone de un cable de 20 metros por el que desciende la caja de la pizza para que un empleado propio realice la entrega. El drone permanece inmovil hasta que los operadores de vuelo en remoto elevan el cable y gestionan el regreso a la base.

Este modelo de gestión logística se focaliza en la conveniencia del servicio, pero obliga a desplazar personal a puntos abiertos de reparto (plataforma propia, parques, zonas comunes de edificios…) lo cual implica un coste importante.

Autor del artículo: Eduardo Paz Lloveras Director de Comercio Electrónico Global.


Ruta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política de cookies