Sólo el 10 por ciento de los españoles compra en Internet

Tan sólo El 10 por ciento de los españoles (unas 3,38 millones de personas) compra en Internet (comercio electrónico B2C) la razón es que el 85 por ciento de los españoles afirma que «prefiere la compra presencial», el 68 por ciento que se dice «preocupado» por la seguridad y un 61 por ciento por la privacidad de sus datos personales. Estos datos que confirman la pobre situación del comercio electrónico en España han sido publicados en el útimo informe del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y se refieren al primer trimestre de 2006.

Hace muy poco tiempo, comentaba aquí la otra cara de esta moneda: las empresas españolas ocupan el vergonzoso penúltimo lugar en cuanto al uso del comercio electrónico en la Unión Europea de los Veinticinco, pues únicamente cuatro de cada 100 efectúan compras a través de Internet y sólo tres de cada 100 vende sus productos en línea. Sólo Letonia (un 1% en ambos casos) figura por debajo de España (que tiene unas cifras iguales a Italia), mientras que la media de los Veinticinco se sitúa en el 24% para las compras y en el 12% para las ventas. (Las empresas españolas son ineficientes en Internet). Sin dudas las tan promocionadas y rimbombantes políticas de promoción del comercio electrónico han fracasado y si se empeñan en mantener la misma dirección el fracaso está asegurado. Yo creo que deberían llevar a cabo cuatro o cinco acciones clave para mejorar la situación.

Según la encuesta del CIS un 11,7 millones de Internautas afirman que no han comprado nunca a través de la Red. La población internauta española elige servicios como la información sobre productos (el 79 por ciento), correo electrónico (77 por ciento), y medios de comunicación (61 por ciento de respuestas). Estos datos sitúan a España por debajo de la media de los 25 países de la Unión Europea, situada en torno al 21 por ciento, y en decimotercera posición por países. En cuanto a las materias principales, ocupan los primeros lugares los viajes o alojamientos de vacaciones, entradas de espectáculos, y libros o revistas. Entre las preferencias, menos del 50 por ciento menciona las páginas de la Administración pública o sitios de descarga de juegos, música, que cae con respecto al año anterior.

El resto de la población usuaria de servicios de comercio electrónico B2C (que como arriba dije se calcula en unos 3,38 millones de personas), que sí compra en internet, asegura que sus transacciones se centran en viajes y alojamientos vacacionales (61 por ciento), entradas de espectáculos (36 por ciento), y libros, revistas y material de aprendizaje (23 por ciento). Entre los compradores, los problemas principales a los que se enfrentan, mencionan la «publicidad engañosa», por encima del 15 por ciento de los casos, el retraso en la entrega (un 10 por ciento) y las dificultades para encontrar información sobre las garantías (algo menos del 10 por ciento).

El 39 por ciento de los hogares españoles tiene conexión a Internet, lo que sitúa a España en el decimosexto lugar en la clasificación europea. El porcentaje de los ciudadanos que utiliza Internet, sin embargo, crece hasta el 47,9 por ciento, un 8 por ciento más que el año anterior, gracias mayoritariamente a que navegan en sus puestos de trabajo. El internauta tipo español es varón (58 por ciento de los hombres y el 50 por ciento de españolas), joven (el 87 por ciento de la población entre 16 y 24 años) y estudiante o con educación superior (más del 93 por ciento de los casos).

En cuanto a las empresas, el 70,8 por ciento cuenta con red de área local, si bien, según el CIS, el equipamiento en empresas de menos de 10 asalariados es, todavía, reducido. Mientras que en el resto de empresas el uso de la telefonía móvil está por encima del 92 por ciento, en la pequeña empresa la implantación de la telefonía móvil no alcanza el 70 por ciento, y sólo el 60 por ciento cuenta con ordenador. El 44,8 por ciento de este tipo de empresas cuenta conexión a Internet. En el caso de Madrid y la Comunidad Valenciana, el porcentaje supera el 50 por ciento y en Castilla-La Mancha apenas una de cada tres.

3 comentarios sobre “Sólo el 10 por ciento de los españoles compra en Internet”

  1. Según mi punto de vista existen dos razones que influyen negativametne en esta situación.

    La primera de ellas es que en España nunca tuvo éxito ningún tipo de venta no presencial. Yo siempre he tenido la teoría de que Internet tendría más acogida en aquellas culturas en las que la venta por catálogo era un forma habitual de compra. Ese nunca ha sido el caso de España.

    En segundo lugar, creo que España es una de las sociedades mundiales (y lógicamente europea) cuya media de edad es más elevada, lo que no favorece el uso de las nuevas tecnologías.

  2. Estimado Carlos T.B.,
    Me parece bien lo que dices y te hago una pregunta. ¿Y por qué el cajero automático (en la red bancaria) si despierta confianza y tiene tanto éxito en España? . ¿No es una forma de transacción electrónica no presencial?. ¿Por qué El Corte Inglés online tiene tanto éxito? ¿Y EasyJet online o Iberia?… Hay algunas ventas no presenciales que si, y otras que no.

    Me parece interesante que hayas traído a esta discusión la problemática de la pirámide de edad de la población (media de edad elevada). Por lo general, a la gente mayor le da mas pereza comenzar a aprender nuevas formas de hacer las cosas, tiene menos experiencia en el uso de la tecnología (menos, precisamente el uso del cajero automático de su caja o banco; y menos el teléfono móvil); es más desconfiada, … etc..

  3. A todo no tengo respuesta, pero te daré unas ideas.

    La tarjeta bancaria ha sustituido a la libreta de ahorro o al cheque, pero al fin y al cabo normalmente se utiliza en un establecimiento físico como es un banco. Además, e incidiendo en la pirámide de edad de la población, las personas más mayores (mi padre por ejemplo), son también más reticentes a su uso. Los de nuestra generación nacimos conociendo la tarjeta bancaria como medio. No así Internet. La comparación que tratas de realizar sería el uso actual de internet con el uso de la tarjeta bancaria hace 20 o 25 años.

    Respecto a los otros ejemplos que pones, que haya modelos exitosos, no tiene ninguna relación con la popularidad del uso del medio. Segurámetne con mayor popularidad existiría un mayor éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.