El Parlamento Europeo acogi? este martes un encuentro entre eurodiputados y representantes de la Comisión, la industria y organizaciones de consumidores para discutir sobre el el coste del llamado roaming (uso del terminal en itinerancia) que es excesivamente elevado y para evaluar una posible regulación europea de los servicios de roaming. La movilidad de los europeos entre países hace necesaria una intervenci?n.

El encuentro fue organizado de forma conjunta por las comisiones parlamentarias de Industria y Mercado Interior tras la propuesta de regulación realizada por la Comisión, cuyo objetivo es abrir una nueva etapa en la comunicación a traves de teléfonos móviles para los ciudadanos de la Unión mediante el establecimiento de precios transparentes y asequibles.

El texto reclama una reducción del setenta por ciento del coste asociado al uso del móvil en el extranjero. También se pide que recibir llamadas sea menos costoso para el usuario y se insta a las operadoras a garantizar la transparencia de las tarifas por itinerancia. La propuesta prevé regular, asimismo, los precios que unas compañias pueden cobrar a otras si uno de sus clientes utiliza su red.

Ocho de cada diez europeos utilizan el teléfono móvil. De ellos, unos 147 millones reciben facturas elevadas por su uso en itinerancia, muy superiores a las que se derivarían de llamar o recibir llamadas en el país de origen. Los consumidores no ignoran este hecho: seis de cada diez confiesa que utilizar?a el móvil con más frecuencia en el extranjero si el precio no fuera tan alto.

Un viejo debate

No es la primera vez que desde las instituciones europeas se llama la atención acerca del alto coste del roaming; sin embargo, la industria reacciona lentamente. De momento, el mayor logro han sido ofertas puntuales de algunos operadores.

En el Parlamento Europeo (PE), el consenso es general: los consumidores pagan demasiado por utilizar el móvil en el extranjero, y la Unión Europea debe tomar medidas al respecto. Por eso, los eurodiputados valoran positivamente la regulación propuesta por la Comisión, aunque consideran necesario realizar algunos ajustes.

Por ejemplo, el europarlamentario austriaco Paul R?big, autor del informe "Roaming en las redes públicas de telefonía" de la Comisión parlamentaria de Industria, considera que "los precios que pagan los usuarios por llamar desde el extranjero varían entre altos y excesivos" y propone un modelo "transparente" en el que se tengan en cuenta tanto los intereses del consumidor como los de la industria.

Por su parte, el ponente en la Comisión de Mercado Interior del PE, el socialista malt?s Joseph Muscat, enumera los principios que deben guiar la nueva regulación: "transparencia, simplicidad y flexibilidad". Para algunos diputados, la propuesta de la Comisión no va todo lo lejos que debería ya que no tiene en cuenta los mensajes SMS o MMS ni la Transmisión de datos.

Garantizar la competencia

También estuvieron presentes en el debate representantes del Grupo Regulador Europeo, entidad para la que es fundamental "evitar la uniformidad de los precios y garantizar la competencia", de y algunos operadores de telefonía móvil como Telefónica. este último destacó que los precios bajaron un veinte por ciento entre mayo de 2005 y el mismo mes de 2006, y aseguró que la industria está dando pasos adelante.

La Tramitación de la nueva regulación de las tarifas de roaming se realizará a traves del procedimiento de codecisión; es decir, de forma conjunta por el PE y la Comisión. Tanto la Presidencia alemana como la Comisión han mostrado su deseo de llegar a un acuerdo antes del próximo verano. Está previsto que la Comisión encargada del seguimiento del tema en la EuroCámara se pronuncie sobre un informe al respecto el próximo 11 de abril, que de ser aprobado será sometido de nuevo a votaci?n en mayo, esta vez por el Pleno del PE.


Ruta

Recogemos y compartimos con terceros datos mediante cookies propias y de terceros para personalización de anuncios y análisis de tráfico. Si continúa navegando, es porque que acepta nuestra Política de Cookies