Un estudio realizado por un equipo de investigadores del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y de la Universidad de Valencia en colaboración con Fundación BBVA, denominado Las nuevas Tecnologías y el crecimiento económico en España, dice que solo el 13 por ciento de los usuarios españoles de internet utiliza la red para realizar sus compras. Dice también que el usuarios habitual y experimentado también tiene cierta desconfianza en realizar transacciones de comercio electrónico.

Por comunidades Autónomas Españolas, Madrid, Cataluña, País Vasco y Navarra son las regiones en las que más se utiliza el comercio electrónico, mientras que en el lado opuesto se sitúan Murcia, La Rioja, Castilla-La Mancha y Extremadura. Este informe sitúa a España en los últimos puestos en cuanto a implantación del comercio electrónico en la Unión Europea junto con Grecia y Portugal. Los problemas que los internautas españoles encuentran a la hora de comprar por internet es el mismo que en el resto de países, y se centran en la desconfianza a la hora de efectuar el pago y en cuanto a verificar la calidad del producto y de los proveedores. Comprar en las tiendas tradicionales y en los supermercados es más divertido que el comercio electrónico

A la desconfianza e inseguridad que hace a los usuarios considerar más fiables las compras por el método tradicional, existe otro factor a tener en cuenta, la diversión o entretenimiento que supone salir de compras. En España, el 36 por ciento de la población encuentra más divertido y sencillo comprar off line que a traves del comercio electrónico. Pero la escasa implantación de las compras on line en nuestro país no encuentra su única explicación en los hábitos de los usuarios, sino también en la poca atención que las empresas todavía prestan a la red.

Según los datos de Eurostat de 2001 y citados por este informe, tan solo el 3,4 por ciento de las empresas Españolas utiliza sus páginas web para realizar ventas on line, el porcentaje más reducido de todos los países a estudio. El 64,8 por ciento de las páginas web de las empresas de España no introducen aplicaciones de comercio electrónico. El informe también se ocupa de la utilización por parte de los ciudadanos de los servicios on line que el sector público proporciona a sus ciudadanos, y aque también encontramos grandes diferencias entre los países de la UE. Los países n?rdicos (Dinamarca, Noruega y Finlandia) se encuentran a la cabeza, España se sitúa en una Posición intermedia, por delante de países como Reino Unido, Italia o Alemania.

e-Government y Administración on line en España

La utilización de estos servicios var?a no solo en relación al país, sino también al nivel de estudios de los ciudadanos. En este sentido las visitas a las webs de las Administraciones Públicas se eleva considerablemente si hablamos de población con estudios superiores. El 71% de los internautas con ese nivel de estudios utilizó la red para buscar información proporcionada por las Administraciones Públicas. En este ámbito la variación también resulta muy importante entre las distintas comunidades Autónomas. Así, el País Vasco, Baleares y Cantabria, junto con Ceuta y Melilla, destacan por su menor utilización de los servicios on line proporcionados por la Administración, mientras que en el extremo opuesto se sitúan Cataluña, Madrid y Asturias, que son las regiones en las que más se utilizan estos servicios.

Ruta

Recogemos y compartimos con terceros datos mediante cookies propias y de terceros para personalización de anuncios y análisis de tráfico. Si continúa navegando, es porque que acepta nuestra Política de Cookies