Se ha inaugurado en Zaragoza el primer centro dedicado exclusivamente a la investigación en nanociencia en España: el Instituto Universitario de Investigación en Nanociencia de Aragón (INA). Aunque no haya tenido una gran trascendencia mediética entendemos que es un hito importante para Aragón y para el cumplimiento por parte del Gobierno de Aragón, de la Iniciativa Estratégica para el Crecimiento, de alentar en forma prioritaria el desarrollo de las Tecnologías y ciencias del conocimiento para mejorar el capital humano y la creación de empleo en esta región. Dicha iniciativa gira alrededor de un concepto vanguardista que pretende unir la alta tecnología y la gente a traves del principio de que la clave del crecimiento económico es la generación de conocimiento y su puesta al servicio de la sociedad para mejorar las condiciones de vida de la población.

La promoción de las nanociencias y de las Tecnologías "covergentes" no tienen como contrapartida o compensación un rédito político para quienes las implementan, porque sus beneficios serán a largo plazo. Por eso creemos que el m?rito es mayor. Desde estas páginas web, que muchas veces son críticas en otras áreas, aplaudimos entusiasmados esta iniciativa y manifestamos nuestro convencimiento de que ese es un camino seguro para crear una sociedad, una empresa y una universidad mejor a partir de las Tecnologías.

En el transcurso de la inauguración, el consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad de la Diputación General de Aragón, ha destacado que desde su creación, "el INA ha supuesto un estámulo a la hora de abordar una investigación multidisciplinar, que está permitiendo desarrollar una investigación de frontera entre distintas disciplinas científicas: Física, Química, Ingeniería, Bioquímica y Medicina".

El consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad ha destacado también "el especial impulso que se ha querido dar a los institutos de investigación y que se ha plasmado, durante el trienio en curso en un compromiso de gasto por parte del Gobierno de Aragón superior a los 33 millones de euros (más de 5.500 millones de pesetas) en una actuación que no tiene precedentes en la política científica aragonesa".

En un artículo informativo de Eduardo Paz Lloveras, Director de Comercio Electrónico Global publicado en este portal bajo el título Nanotecnología, comentábamos la importancia de estas ciencias y manifestábamos que nuestra preocupación por la aceleración en el desarrollo de estas ciencias en la región Española Aragón es porque se trata de procesos de Investigación interdisciplinaria a largo plazo. Y que había que invertir en investigación ahora no solo para desarrollar, sino al menos para lograr la comprensión de los fenómenos. A partir de ese punto es posible el dominio de los procesos y el desarrollo de productos y servicios plenamente comercializables. Aragón tiene todos los elementos necesarios para convertirse en una referencia de este tipo de Tecnologías pero no hay que perder tiempo.

El Gobierno de Aragón ha asumido un compromiso de duplicar los fondos destinados a fomentar la innovación en el periodo 2003-2008 y ha decidido enriquecer el actual conjunto de medidas de apoyo a la innovación adoptando las siguientes acciones dentro de la Iniciativa Estratégica para el Crecimiento.

El consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, ha ratificado el compromiso del Ejecutivo aragonés con el trabajo que desarrollan los investigadores de la Universidad de Zaragoza y su deseo de "poner en marcha un núcleo de investigación de alto potencial cuyos frutos beneficiarán a toda la sociedad".

El consejero ha realizado estas declaraciones en el transcurso de la inauguración del Instituto Universitario de Investigación en Nanociencia de Aragón, que fue creado el 8 de abril de 2003, mediante Decreto 68/2003 del Gobierno de Aragón, y que ha contado con la presencia del rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Patriz, y el Premio Nobel de Física, Heinrich Rohrer.

Las instalaciones inauguradas hoy tendrán un caracter temporal dado que el INA, junto a los otros Institutos Universitarios de investigación, se instalará en un edificio de nueva planta, cuya construcción ha sido adjudicada ya.

Algunos de los equipos que alberga el Instituto son únicos en su g?nero en el ámbito nacional y concentrados en los laboratorios de los que dispone el INA permite al Instituto constituir un centro de referencia en el ámbito nacional e internacional. En España no existe en estos momentos un centro en el que, en una única ubicación, coexistan todas las técnicas experimentales relacionadas con la nanofabricación y caracterizaci?n de nanoestructuras.

En la presentación del INA, Alberto Larraz ha finalizado su intervención recordando que el objetivo del Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad es "convertir a los institutos universitarios en una referencia científica imprescindible de manera que constituyan polos de transferencia de conocimiento y, en definitiva, generadores de riqueza".

Líneas de investigación prioritarias del Instituto Universitario de Investigación en Nanociencia de Aragón INA

-Electrónica de espín (espintrúnica)
-Nanoestructuras magnéticas: multicapas y superredes, nanohilos,
nanopartículas, nanocontactos, nanofases y mesofases auto-organizadas.
-Matrices nanométricas y materiales moleculares
-Nanobioingeniería y aplicaciones biomédicas


¿Que es la Nanociencia?

- La Nanociencia estudia, fabrica y desarrolla aplicaciones de estructuras de tamaño inferior al micrímetro (10-6 m)
y próximas al nanómetro (10-9 m)
-La Nanociencia es multidisciplinar: Física, Química, Ciencia de Materiales, Medicina, Bioquímica, Biotecnología
-La Nanociencia es una disciplina de futuro: Todos los planes de I+D+I a nivel mundial incluyen como área prioritaria la Nanociencia

Según información del sitio web del Instituto Universitario de Investigación en Nanociencia de Aragón ya se vislumbra la posibilidad del desarrollo de varios nano objetos que cambiar?n la forma de hacer las cosas en varias áreas de la actividad humana. Desde la "video peldora", una "pastilla" cargada de nanocircuitos electrónicos y sensores, que Según los casos ingeriremos o nos será inyectada, y que se desplazará por nuestro cuerpo detectando posibles anomalías, crecimientos malignos, realizando análisis puntuales...

- Miniaturización de los dispositivos de cirugía.

De la misma manera será posible una cirugía mínimamente invasiva, con microsistemas que, manejados desde el exterior, se desplazarán hasta el punto decisivo para realizar operaciones concretas como calentar para cauterizar, reparar heridas internas, suministrar fármacos, etc.

- Un aire más limpio.

Hoy en día ya disponemos de dispositivos nanoestructurados capaces de reconocer moleculas individuales y distinguir unas de otras. Podremos en poco tiempo construir verdaderos filtros moleculares y utilizarlos para la eliminación de contaminantes o de productos altamente tóxicos.

- Materiales con propiedades soñadas:

Los nanotubos de carbono que hoy se sintetizan poseen una dureza inusitada, y pueden conducir la corriente eléctrica cientos de veces más eficazmente que los tradicionales cables de cobre.

- Nuevos procesos de fabricación de contaminación cero:

Al poder manipular la materia átomo a átomo en Teoría se podrá evitar todo desperdicio, el reciclado será completo, no habrá subproductos indeseados.

Y muchos otros: sistemas de magnetorresistencia gigante para almacenar eficazmente la información, dispositivos nanoelectrónicos, nanomotores, catalizadores nanoestructurados, biosensores, cementos, pinturas especiales, cosméticos, sistemas para purificación de agua...


Recursos humanos iniciales del INA

Los recursos humanos que integran el equipo de trabajo está formado por las siguientes personas:

Dirección: Manuel Ricardo Ibarra García
Subdirector de equipamientos: Luis Morellón Alquezar
Subdirector científico Carlos Gómez-Moreno Calera
Secretario: José Luis Serrano Ostériz

Investigadores de la Universidad de Zaragoza adscritos al INAJ: Ignacio Arnaudas Pontaque, Manuel Arruebo Gordo, Joaquen M. Barberó Gracia, Máximo Bartolomé Rodríguez, Miguel Ciria Remacha, Joaquen Coronas Ceresuela, César De la Fuente Rey, Susana De Marcos Ruiz, Rodrigo Fernández-Pacheco Chicón, Javier Galbán Bernal, Luis Miguel García Vinuesa, Gerardo Fabián Goya, Martín Gutiérrez Marín, Silvia Irusta Alderete, Luis Larrad Mur, Francisco Lázaro Osoro, Reyes Mallada Viana, Marta Martínez, Jelvez, Alberto Maurel Velázquez, M. Milagros Medina Trullenque, Miguel A. Menéndez Sastre, Antonio Monzón Bescós, Luis Teodoro Oriol Langa, María Pilar Pina Iritia, Milagros Piñol Lacambra, Miguel Pocovó Mieras, Grazia Proietti Cecconi, Javier Sancho Sanz, Jesís SantaMaría Ramiro, María Isabel Sanz Vicente, María Savirán Sánchez, José Luis Serrano Ostériz, Javier Sesí Monclús, Jolanta Stankiewicz Ciepielewska, Carlos Tellez Ariso, Gabriel Valdivia Uría, Ana Valera Requena, Beatriz Velasco Michelena. En Administración, Pedro José Escriche Bueno. Investigadores del CSIC adscritos al INA, Arturo Baró Vidal, José María de Teresa Nogueras, Ana Isabel Gracia Lostao, Fernando Luis Vitalla, Clara Marquina García y M. Teresa Martínez Fernández de Landa. Personal técnico, María Pilar Lozano Bernal y Rubén Valero Velilla.


Ruta

Recogemos y compartimos con terceros datos mediante cookies propias y de terceros para personalización de anuncios y análisis de tráfico. Si continúa navegando, es porque que acepta nuestra Política de Cookies