Antoni Gaudí y el Art Nouveau en Barcelona

Antoni Gaudí nació en 1852 en Reus (Baix Camp, Tarragona), Antoni Gaudí i Cornet era hijo de una familia de caldereros. Desde pequeño fue un atento observador de la naturaleza. Contemplaba el trabajo de su padre y su abuelo, que trabajaban el cobre con el martillo. Le atraían los colores y la geometría. A los 17 años, su familia lo envió a Barcelona a estudiar arquitectura. Tenía un buen conocimiento del cálculo y era un chico imaginativo y hábil con las manos. Pronto levantó recelos entre sus profesores por sus prácticas poco ortodoxas en el tratamiento de las formas estructurales.

Los primeros trabajos de Antoni Gaudí despertaron el interés de la burguesía catalana, que enseguida confió en él para llevar a cabo obras creativas y singulares. El industrial Eusebi Güell lo contrató para la construcción de un palacio, una iglesia para una colonia industrial y unos pabellones para su residencia veraniega. Güell le encargó también el proyecto de la ciudad jardín que llevaría su nombre.

Fue un hombre religioso y la iglesia fue uno de sus clientes más habituales. Así, la Associació de Devots de Sant Josep le encargó el Temple Expiatori de la Sagrada Família (la catedral de la Barcelona moderna). Gaudí se volcó en este magnánimo monumento hasta el resto de sus días.

La Sagrada Familia Gaudi Barcelona

En Barcelona no deberías dejar de visitar la obra de Antoni Gaudí:

Casa Vicens (calle Carolines, 24 Barcelona): La Casa Vicens fue la primera obra importante que realizó Gaudí. El edificio es de estilo historicista mudéjar y está estructurado en piedra, ladrillo y una rica aplicación de cerámica. En él aparece por primera vez el arco parabólico.Los Pavellons de la Finca Güell (1884-1887) (Av. de Pedralbes, 7, Barcelona): Los pabellones constituyen la primera síntesis entre innovación tecnológica y artesanía decorativa. La verja de la entrada es una gran escultura de hierro en la que un dragón evoca la gesta de Hércules en el Jardín de las Hespérides. Este pabellón daba acceso a la antigua finca de esparcimiento propiedad de la familia del financiero Eusebi Güell, gran mecenas y protector de Gaudí. En la Barcelona de finales de sigo XIX, los señores iban en coche de caballos, por lo que precisaban caballerizas, picadores y espacio para estacionar los carruajes. Uno de los prohombres más importantes de la ciudad, el industrial Eusebi Güell, encargó a Gaudí que en la zona de acceso a su finca, situada en el norte de Barcelona, construyera un edificio para alojar dichas dependencias. El proyecto de Gaudí se concretó en dos pabellones de marcado carácter musulmán en las fachadas, rasgo habitual de sus primeras obras. Uno lo destinó a caballerizas y picadero de caballos, construyéndolo con arcos parabólicos y bóveda de ladrillo. El otro lo destinó a la vivienda del conserje. Ambos edificios están unidos por una espectacular puerta de hierro forjado, que representa la figura mítica del dragón, símbolo de la custodia de la finca. Se pueden visitar todas las mañanas de 9 a 13 h.Col·legi de les Teresianes (1888-1889) (Ganduxer, 85 Barcelona): Desde un punto de vista arquitectónico es un ejemplo de como con la estrecha sucesión de arcos parabólicos se evita la viga en techos y suelos.

Casa Calvet (1898-1899) (Calle Casp, 48 Barcelona): Edificio de viviendas donde se desarrolla un nuevo concepto del uso de materiales, ornamentación y mobiliario. En el vestíbulo se pueden descubrir detalles poco comunes sello del arquitecto Gaudi.

Casa Bellesguard (1900-1909) (Calle Bellesguard, 16-20 Barcelona): Esta construcción de Antoni Gaudí esconde un interior de gran riqueza ambiental bajo una apariencia gótica. Dispone de innovadoras soluciones constructivas y estructurales. Casa, palacete y castillo Las almenas y la torre que rematan esta casa nos recuerdan una fortificación medieval. Pero la austeridad y dureza de su aspecto exterior, acentuada al utilizar Gaudí materiales extraídos del entorno natural, contrastan con la amplitud y luminosidad del interior, del que destacan también los innovadores planteamientos estructurales del desván. La torre cónica está revestida de cerámica vidriada, con los colores de la bandera catalana, remomerando el edificio de Martí I, último rey de la corona de Aragón, que antiguamente había ocupado este terreno y del que la torre toma el nombre.

Park Güell (1900-1914) (Calle Olot, s/n) El Park Güell supuso un intento de crear una urbanización en medio de la naturaleza. Gaudí aplicó todos sus conocimientos e inquietudes urbanísticas. Se trata de una zona de veinte hectáreas en la que no encontrará ninguna línea recta. Todo es ondulado, torcido y sinuoso, creando una atmósfera mágica. Destaca la sala hipóstila, espacio destinado a mercado que sostiene una gran terraza con una vista excepcional sobre la ciudad. Para acceder a la sala hay que pasar por una escalinata decorada con motivos de gran imaginación y originalidad. Cabe mencionar que Gaudí tuvo la ayuda del arquitecto Josep Maria Jujol, que realizó una especial aportación en la creación del banco-baranda del parque. El Park Güell es la obra de más envergadura, en extensión, del arquitecto Antoni Gaudí.

Video de La Sagrada Familia, y el Parque Guell en Barcelona

Fotos de el Parque Guell de Gaudi en Barcelona

El parque Güell es el sueño hecho realidad de un empresario emprendedor, Eusebi Güell, y de un arquitecto revolucionario que, a partir del modelo inglés de las ciudades-jardín, se propusieron transformar una extensa finca en el norte de Barcelona, rocosa y llena de desniveles, en una zona residencial. Pese a la selvática apariencia del parque, todo en él fue pensado: los accesos, el mercado, la plaza mayor, los desaguaderos y cisternas, los senderos, escaleras y setos. Aunque la primera guerra mundial hizo fracasar esta operación inmobiliaria, lo que quedó del proyecto nos dá a conocer al Gaudí urbanista, defensor de la naturaleza, creador de escenarios bucólicos y experimentador de nuevas técnicas constructivas, inspirándose en la cultura popular. Un parque que refleja sus ideas de simbiosis entre el hombre y la naturaleza.

Casa Batlló (1904-1906) (Pg. de Gr? cia, 43) La casa Batlló es uno de los edificios más carismáticos del Eixample. La reforma del edificio anterior implicó un concepto nuevo de ornamentación, que antepone el color a la luz. La fachada dispone de ornamentos singulares de especial interés. El interior denota el interés de Gaudí por la funcionalidad de las obras artesanas.

El genio de Gaudí transformó una casa entre medianeras, típica del Ensanche barcelonés del siglo XIX, en uno de los edificios más singulares de la arquitectura de Barcelona: la Casa Batlló. Gaudí llevó a cavo una reforma integral. En la fachada añadió una tribuna, nuevos balcones y cerámica policromada. En el interior, reorganizó los espacios, unificando la escalera y el patio ya existentes para conseguir más iluminación y ventilación. Completó su intervención añadiendo dos plantas, que remató mediante un espectacular coronamiento cerámico.

Casa Mil? , “La Pedrera” (1906-1912) (Provença, 261-265) La Casa Mil? (1906-1912), más conocida como La Pedrera, está compuesta de una serie de muros-cortina de piedra calcárea en el exterior y pintados en los patios interiores. La fachada está abierta con grandes ventanales y ornamentada con grandes balcones con barandas de hierro reciclado. El desván está formado por una impresionante sucesión de 270 arcos de ladrillo y actualmente alberga una exposición sobre el arquitecto. El mismo desván soporta una terraza desnivelada con chimeneas y una vista espléndida sobre el paseo de Gr? cia. La Pedrera ha sido declarada “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO (1984). La visita permite observar uno de los pisos del edificio.

El señor Pere Mil? , que se casó con una viuda rica, la señora Roser Segimon, queria vivir en una casa espectacular, en la avenida más cosmopolita de la Barcelona de la época: el paseo de Gr? cia. Gaudí fue el arquitecto escogido, sobretodo porqué acababa de construir la casa vecina Casa Batlló, considerada entonces el último grito en la arquitectura local. Pero el señor Mil? deseaba que la suya fuera más grande: monumental. De manera que el arquitecto construyó dos fincas con accesos independientes, aunque unificadas por una misma fachada y ritmos ondulantes, que dispone de unos grandes ventanales que permiten una buena iluimnación interior. Una sorprendente estructura en el sótano, que se utilizó de garaje, una distribución en planta libre en pisos destinados a las viviendas y un peculiar desván que soporta la azotea son sus elementos más significativos.

Temple Expiatori de la Sagrada Família (1883-1926) (Mallorca, 401) La Sagrada Família es una síntesis de la teoría y la práctica arquitectónica de Gaudí. En 1882 se colocó la primera piedra y el arquitecto trabajó en su construcción a lo largo de más de cuarenta años. Los últimos quince años de construcción, Gaudí trasladó su residencia al estudio-taller del templo.

El neogótico inicial de la cripta y el ábside deriva hacia formas parabólicas y hiperbólicas de las bóvedas, hecho que prevé que el sonido obtenga gran importancia. Gaudí dejó construidas las cuatro torres de la fachada del Nacimiento. Dejó un plano general, y los dibujos conservados permiten continuar las obras. Cuando finalice su construcción, la Sagrada Família contará con 18 torres, la más alta de las cuales alcanzará los 170 metros de altura.

La entrada permite visitar la obra en construcción; el Museo, donde se puede ver el pasado, el presente y el futuro del templo, mediante maquetas, fotografías, planos y objetos decorativos y la vida de su arquitecto; las fachadas del Nacimiento y de la Pasión. En el interior de las naves se puede subir a las torres, a pie o con ascensor, para contemplar la magnífica vista de la ciudad. Actualmente se puede visitar la reconstrucción de las Escuelas, realizadas por Gaudí donde se muestra la exposición “El obrador de Gaudí”.

La Sagrada Familia es el edificio más visitado de Barcelona, y por el que sin duda se identifica la ciudad en el mundo entero es obra de Gaudí. En 1883, el arquitecto aceptó continuar un poryecto de planteamiento neogótico ya empezado, pero lo rehizo totalmente, con vocación monumental y una decoración exhuberante, y trabajó en él hasta su muerte en 1926.

Aplicó de un modo original formas de geometría reglada. Paraboloides hiperbólicos, vueltas convexas, helicoides y hiperboloides son sólo una breve referencia de la complejidad de toda la estructura, que recoge la esencia de los conocimientos y la experiencia constructiva de Gaudí.

Todos los elementos del templo, los arquitectónicos y los ornamentales, ponen de manifiesto una voluntad simbólica procedente de la tradición cristiana.

Escoles de la Sagrada Família. Este edificio de pequeñas dimensiones (200 m2) es una de las obras más radicales y modernas de Gaudí y, lamentablemente, una de las más desconocidas. El arquitecto lo proyectó momo una esucela provisional anexa al templo de la Sagrada Família. De una sola nave – aunque compartida en tres aulas, de ahí su nombre en plural-, se caracteriza la ondulación de la fachada y el tejado, que Gaudí consiguió aplicando variables de geometría reglada. El uso del ladrillo, un material barato y maleable, permitió una construcción rápida y resistente. Por sus cualidades, entusiasmó a Le Corbusier cuando visitó Barcelona en 1928.

Palau Güell (1886-1889) (Nou de la Rambla, 3-5) Fue residencia del conde Güell, el mecenas del arquitecto. Gaudí proyectó un espacio habitable, cálido, elegante y majestuoso. Es una primera muestra de lo que sería su arquitectura: resistencia de materiales, juegos de columnas, cúpula, circularidad interior y calefacción, trabajos de madera y mobiliario, hierro forjado… El conjunto está decorado con exuberancia y culminado por el uso del trencadís (elementos cerámicos troceados) y el vidrio.

Otros lugares para visitar en Barcelona

La Rambla. Es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad; un paseo bullicioso en que comparten espacio las paradas de flores y los artistas de calle.

En el centro histórico se respira un ambiente bohemio que podemos descubrir paseando por el Barri Gòtic, la Ribera y el Raval. Se trata de uno de los barrios medievales más bien conservado del mundo. Pero si Barcelona es famosa por algo, es por los monumentos del barrio del Eixample. Dando un paseo por esta área urbanística, se pueden admirar obras maestras como la Sagrada Família o La Pedrera, entre otras maravillas heredadas de Antoni Gaudí y de los arquitectos del Modernismo. Las playas, el Port Olímpic, el Tibidabo o el entorno de Montjuic.

2 comentarios sobre “Antoni Gaudí y el Art Nouveau en Barcelona”

  1. Señor:
    Yo me presento, me llamo Debbie Beaurain, tengo 18 años y estoy actualmente en primero año de BTS de asistente secretaria trilinguë.Para esta formación profesional tengo que hacer mis prácticas en un país extranjero porque soy francesa. Como me gusta mucho la cultura hispánica me gustaría más que todo trabajar en Barcelona, me gusta el contacto con la gente, hablar diferentes idiomas (hablo con soltura español y tengo un buen nivel de inglés).Estas prácticas representan una oportunidad de descubrir por una parte su país y su cultura y sus tradiciones, y al mismo tiempo descubrir el mundo des trabajo. Mis prácticas tienen que desarrollarse desde el mas de mayo hasta julio, 8 o 10 semanas.Yo sé utilizar la informática (Microsoft Word, exel…), y soy muy motivada para hacer mis prácticas en su lindo país.
    Espera de sus prontas noticias
    debbie.beaurain@voila.fr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *