Antoni Gaudí y el Art Nouveau en Barcelona

Antoni Gaudí nació en 1852 en Reus (Baix Camp, Tarragona), Antoni Gaudí i Cornet era hijo de una familia de caldereros. Desde pequeño fue un atento observador de la naturaleza. Contemplaba el trabajo de su padre y su abuelo, que trabajaban el cobre con el martillo. Le atraían los colores y la geometría. A los 17 años, su familia lo envió a Barcelona a estudiar arquitectura. Tenía un buen conocimiento del cálculo y era un chico imaginativo y hábil con las manos. Pronto levantó recelos entre sus profesores por sus prácticas poco ortodoxas en el tratamiento de las formas estructurales.

Los primeros trabajos de Antoni Gaudí despertaron el interés de la burguesía catalana, que enseguida confió en él para llevar a cabo obras creativas y singulares. El industrial Eusebi Güell lo contrató para la construcción de un palacio, una iglesia para una colonia industrial y unos pabellones para su residencia veraniega. Güell le encargó también el proyecto de la ciudad jardín que llevaría su nombre.

Fue un hombre religioso y la iglesia fue uno de sus clientes más habituales. Así, la Associació de Devots de Sant Josep le encargó el Temple Expiatori de la Sagrada Família (la catedral de la Barcelona moderna). Gaudí se volcó en este magnánimo monumento hasta el resto de sus días.

Sigue leyendo Antoni Gaudí y el Art Nouveau en Barcelona